Casa de Colón

La ubicación de la casa de Colon debió coincidir en su momento con los límites del pueblo, manteniendo hasta hoy los elementos constructivos iniciales en toda su sencillez. Destaca de entre el conjunto de casas que posee la Villa, pertenecientes al siglo XVII, por el tratamiento más rústico no sólo en la elaboración de sus piezas sino también en la distribución espacial.

La edificación se alzaba sobre un diminuto solar, en base a una planta en L clausurada y una altura de dos plantas. Para las dos habitaciones de la planta baja que se situaron en fachada se recurrió a materiales de cierta nobleza; tal es el caso de empleo de losa chasnera como pavimento, en sustitución probablemente del que era habitual en aquella época, el ladrillo de barro cocido. Las otras dos estancias que completaban, dispuestas en la crujía perpendicular al frente, resultaban mucho más humildes, como podemos comprobar en el pavimento utilizado, confeccionado con calladillo, y en la iluminación empleada que se concreta, además de las puertas, en sendos ventanucos medio abocinados. Unas vigas de madera sin desbastar, con todas las irregularidades propias de los troncos no elaborados, construyen la base de sustentación del sollado.

La escalera, situada en el extremo de la crujía menor, recurre como ejemplo excepcional al uso exclusivo de la piedra.

En la planta alta se extienden dos grandes salones, uno por crujía, con armaduras independientes de par e hilera. Es posible que avanzado el siglo XVIII la sala mayor quedara fragmentada por una pared. El antepecho, que cierra la galería, está configurado por una tablazón sin ornamento alguno. Este edificio cuenta con ese espacio, que situado al final del corredor sirve para reuniones familiares con un resultado siempre grato. La vivienda, propiedad desde el siglo XIX de la familia de Castro, fue alquilada en la segunda década de la presente centuria para servir como sede de la escuela de Artes y Oficio de La Gomera, donde el pintor Botas Ghirlanda impartió sus clases.

En 1962, cerrada ya la escuela y en manos de la familia Fernández que la había recibido por herencia, el ayuntamiento de San Sebastián expuso su propósito de adquirir el inmueble, que es valorado por el técnico del Cabildo en 460.218 pesetas. El precio estipulado sería de 800.000 pesetas, cantidad que haría efectiva, por partes iguales, la Mancomunidad Provincial de Santa Cruz de Tenerife, el Cabildo de la Isla y los seis municipios de la Gomera. La operación de compra se llevó a cabo el 25 de marzo de 1966 por el importe de 750.000 pesetas.

En 1979 se lleva a cabo una nueva restauración que toma como base la casa del siglo XVII.

La vivienda contaba, además, con dos lienzos, propiedad de la familia de Castro, hoy desaparecidos, uno de la Virgen de Guadalupe, de escuela mexicana, y el segundo, los Desposorios de María, obra canaria, ambos del siglo XVIII”.

Información extraida de Alberto Darias Príncipe (1992), La Gomera: espacio, tiempo y forma, Edt. Ferry Gomera S.A, La Gomera.

¿Dónde se encuentra?

Calle del Medio, s/n
38800 San Sebastián de La Gomera

Horarios

Lunes a Viernes: 10 a 18 h.
(Sujeto a las modificaciones necesarias del servicio)

El centro permanecerá cerrado los días festivos locales y nacionales.